Críticos cubanos por una cinematografía mejor

XVI Taller Nacional de la Crítica Cinematográfica, Camagüey 2009

Por Alejandro Rodríguez Rodríguez
 
"Considero que el Taller de la Crítica de Camagüey es el evento cinematográfico cubano más importante después del Festival de Nuevo Cine Latinoamericano. De sus encuentros han surgido reflexiones sobre nuestro cine que han contribuido a complejizar la dinámica de nuestro pensamiento, tanto de críticos como de cineastas. Y creo además que todo esto se ha logrado justamente porque Camagüey es la sede, donde el trabajo coherente, audaz y creativo de la Dirección Provincial de Cine ha logrado nuclear talentos propios que generan y aseguran una búsqueda constante, inquieta y enriquecedora. El Taller de la Crítica de Camagüey es -para mí, para muchos- un espacio imprescindible para pensar y desarrollar los horizontes de nuestra cinematografía: un aporte a la cultura nacional."

Así definía al Taller Nacional de la Crítica Cinematográfica, que tiene su sede en Camagüey, el cineasta cubano Fernando Pérez en una entrevista del 26 de diciembre del 2004.*

La edición número XVI del Taller concluyó en la tierra de Nicolás Guillén después de concentrar sus debates en torno a la importancia del ICAIC (Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográfica) en su aniversario 50, y al cine cubano de la década del 60 del siglo pasado.

Cinéfilos de todas partes se dieron cita en esta ciudad entre el 10 y el 16 de marzo, y defendieron el cine nuestro con una serie de encuentros teóricos que incluyó presentaciones de libros y revistas, exposiciones, reconocimientos a fundadores del ICAIC y un recorrido por el municipio de Vertientes, llanura ubicada al centro-sur del territorio, donde se tributaron honores al más grande director del cine cubano: Tomás Gutiérrez Alea.

Además de la necesaria reflexión sobre las maneras de hacer el cine en Cuba, el encuentro favoreció la proyección de un ciclo de más de 70 cintas procedentes de América, Europa y Asia, que se extenderá hasta el próximo día 31 de este mes.

El programa de proyección discurre entre obras antológicas de la primera década del ICAIC, de la talla de "Historias de la Revolución", "El joven rebelde", "La muerte de un burócrata", "Las doce sillas", "Lucía", y "Las aventuras de Juan Quinquín".

Entre las nuevas presentaciones que trajo la XVI versión del taller resalta la premier del filme "Rojo Vivo", de la realizadora Rebeca Chávez. "Rojo Vivo" está basado en la novela "Bertillón 166", del escritor santiaguero José Soler Puig, una figura cimera de las letras cubanas que aún carece de suficiente reconocimiento público.

"1959: El kilómetro cero del Cine Cubano", fue el tema abordado por el especialista Luciano Castillo en el primer encuentro teórico de la cita. La polémica versó sobre el contexto histórico en qué se fundó el ICAIC, así como sus principales figuras.

Entre otros invitados, los debates del taller contaron con la presencia de prestigiosos expertos como Pablo Pacheco, vicepresidente del ICAIC, el realizador Enrique Pineda Barnet, los críticos Joel del Río y Juan Antonio García Borrero, el escritor Desiderio Navarro, las actrices Eslinda Núñez, Mirta Ibarra y Verónica Lynn, y fundadores del ICAIC que  intercambiaron experiencias de estos cincuenta años en el afán de concretar una filmografía cubana de portento internacional.

El estreno absoluto de "La anunciación", de Enrique Pineda Barnet, durante la jornada inaugural del evento en el Teatro Principal no estuvo a la altura de lo que se pretendió. El más inconforme con las dificultades tecnológicas -calidad del sonido y de las imágenes- fue el propio realizador.

A pesar de los desmanes de la proyección, Pineda Barnet reconoció ante la prensa escrita local que Camagüey le pareció un lugar adecuado para la premier de su obra, sobre todo por la seriedad con que se asume el taller, "de las pocas cosas que aún se hacen con profundidad, con verdadero interés por una cinematografía mejor".

El Taller Nacional de Critica Cinematográfica surgió en marzo de 1993 en territorio camagüeyano como reto a la superación de la crítica e investigaciones en torno al Séptimo Arte, por iniciativas de Juan Antonio García Borrero, Luciano Castillo Rodríguez y Armando Pérez Padrón, entonces director del Centro Provincial de Cine.

Desde entonces el Taller se ha tornado el más importante fórum teórico de cine en Cuba, y es uno de los sucesos culturales que mayores simpatías despierta entre los pobladores de la otrora Santa María del Puerto del Príncipe.

* Citado por Armando Pérez Padrón. "Sobre el Taller Nacional de la Crítica Cinematográfica"

(Tomado del suplemento informativo de la revista electrónica de arte y literatura Esquife).


2 comments:

At 12:57 p. m., Anonymous Monica Lowenberg said...

ME PARECE MUY INTERESANTE TU BLOG. OJALA TE PONGAS EN CONTACTO CONMIGO SERA DE SUMA IMPORTANCIA. MONICA. monislow13@hotmail.com

 
At 5:33 p. m., Anonymous Anónimo said...

Qué gusto se dieron los camagüeyanos. Ya ustedes tienen casi una tradición en esto, además del ballet.
Felicitaciones,
Zenia

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home